José María González de Hermosillo

Mariscal de campo e insurgente durante la Lucha de Independencia de México

Nuestro insigne personaje nació en esta Zapotlán el Grande, el 2 de febrero del año de 1774, hijo legítimo de don Andrés González de Hermosillo y doña Rosalía Chávez y Romero. Fue bautizado el día 5 del corriente mes y año, en la parroquia del pueblo por el bachiller don Antonio Bustillo, quien se desempeñaba como cura interino.

Hacia el año de 1780, la familia González de Hermosillo-Chávez se radica en el Puesto de El Loreto, de la jurisdicción de Mexticacán. En 1792 contrae nupcias con la señorita Guadalupe Jiménez Jaure (hoy Jáuregui) en la parroquia de Mexticacán, que era ayuda de la de Nochistlán, ante el bachiller Juan Nepomuceno Báez. El 7 de octubre de 1810 decide unirse a la causa insurgente, dejando a su familia, dirigiéndose rumbo a Cuquío. Días más tarde logra entrevistarse con el Cura Hidalgo en Guadalajara, quien le ratifica la comisión de extender la insurrección en Sonora y Sinaloa, al tiempo que le expide el nombramiento de Teniente Coronel. A finales del año en comento González de Hermosillo logra su primer victoria al tomar la plaza de El Real del Rosario (en Sinaloa) que estaba custodiada por mil hombres bajo las órdenes del Coronel español Pedro Villaescusa a quien, por cierto, le perdona la vida con la promesa de no combatir a los Insurgentes. Al enterarse de esta gran proeza el Cura Hidalgo le estimula elevándolo al grado de Coronel, y la promesa de nombrarlo Brigadier por la toma de Cosalá. Sin embargo, en febrero de 1811, González de Hermosillo es derrotado al pretender tomar el pueblo de San Ignacio Piaxtla, noticia que se da a conocer de inmediato en Guadalajara. Así, entre victorias y derrotas, nuestro insurgente se desplaza por la región de Sinaloa, Sonora, Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato y los Altos de Jalisco, bajo las órdenes directas del Cura Hidalgo.

Para 1814, González de Hermosillo logra apoderarse del pueblo de Cuquío, al atacar al realista José Trinidad Landa, quien encabezaba la defensa, respaldado por más de mil hombres. Con este triunfo González de Hermosillo es elevado al grado de Brigadier y Comandante General de la Provincia de la Nueva Galicia. Con ese rango, emite un Bando sobre pasaportes, indultos y penas a los infractores de éstos. Interesante documento en el que se refleja su espíritu de justicia y sus sentimientos morales y humanitarios. La campaña que efectuó González de Hermosillo fue sorprendente: en el término de dos meses se hizo dueño de casi todo Sinaloa y estuvo a punto de que la causa insurgente triunfara en Arizpe, sede entonces de la Intendencia Sonora-Sinaloa. Fue por tanto el primero que luchó por la Independencia en el Norte del país. Para 1817 el Congreso de Chilpancingo nombró para Comandante General de Nueva Galicia al señor Mariscal de Campo don José María González de Hermosillo, alcanzando uno de los más altos y honoríficos cargos de la carrera militar, como premio por su defensa a favor de la insurgencia. En carta fechada en Cantera el 13 de marzo de 1818, el Coronel Hermenegildo Revuelta, Comandante de Lagos, dirigida al Teniente Coronel Francisco de Falla, Comandante militar de la Villa de León, comunica, entre otros asuntos: “El Indio Candelario mató a Hermosillo…” El padre José María Uribe, el 1 de febrero de 1825, dejó constancia: “… murió a manos de un mal Americano (ciudadano) por cumplir con la mayor eficacia las órdenes de dicho Gobierno, acompañándole en la carrera militar sus dos hijos, los ciudadanos Marcos e Inés… sobresaliendo en entusiasmo e intrepidez por la libertad de la Nación…” Para el 5 de septiembre de 1828, siendo Gobernador del Estado de Occidente (hoy Sonora y Sinaloa) don José María Gaxiola, el Congreso de dicha Entidad expidió una ley fechada en Concepción de Álamos, que por ese tiempo era su capital y decreta que el pueblo de Pitic, cambiara de nombre por el de “Hermosillo” y tuviera categoría de ciudad, en memoria del Mariscal de Campo don José María González de Hermosillo. El 14 de octubre de 1830, el Congreso de la Unión expidió la ley separando el Estado de Occidente en dos Estados que ahora son Sinaloa y Sonora. Finalmente, el 13 de marzo de 1831, el Congreso del Estado de Sonora decretó a la ciudad de Hermosillo, como capital del Estado.



(AGRAZ García de Alba, Gabriel: El verdadero origen del Mariscal de Campo don José María González de Hermosillo y otros Hijos Ilustres de Zapotlán el Grande, Jalisco, edición de autor, México, D. F., 2008, pp. 43-64)


Número de visitas: 13685

Av. Cristóbal Colón 62 Centro, Ciudad Guzmán, Jalisco. C.P. 49000
Conmutador: +52 (01341) 575 2500

Emergencias 066

Policía
412 2222
Bomberos
412 3305
Protección civil
412 8080 y 412 3305
Cruz Roja
413 4141
Servitel
575 2589
SAPAZA
412 4330 y 412 2983